Aranceles España 2019

Comentamos los aranceles al importar productos en España

Si importas productos a España o tienes la intención de hacerlo es importante que conozcas toda la información al respecto de los aranceles e impuestos a pagar en las aduanas.

Con independencia de que se opere a título de consumidor particular o bien formando parte de una entidad comercial, cualquier persona que realice la importación de bienes a España debe hacer frente a tres cargos distintos dentro de los costes aduaneros, y que son los siguientes:

  • Aranceles e Impuestos Especiales de la Unión Europea.
  • IVA por la importación.
  • Honorarios y otros gastos del agente de aduanas. También se grava por separado (21% IVA).

Hay que tener presente, en este sentido, que los aranceles y el IVA se aplican de manera consecutiva con respecto al valor de las mercancías que se hayan importado.

En lo que se refiere a los aranceles comerciales ha que tener en cuenta que se les aplica un porcentaje sobre el valor de la mercancía, existiendo un umbral mínimo de 150 euros a partir del cual se cobra el arancel. De esta manera, una importancia en la que el valor en la aduana sea inferior a esta cantidad, no habrá que pagar tasas arancelarias.

Otro punto a valorar es que, por norma general, los aranceles son bajos, ya que su media se sitúa en torno al 4%, aunque hay casos en los que se puede llegar a alcanzar cerca del 17%, como ocurre con el textil y los alimentos procesados.

No obstante, hay algunos productos por los que hay que hacer frente al pago de aranceles adicionales, como ocurre con las medidas antidumping que, según qué producto y el país pueden llegar a alcanzar un 48,5%, o la aplicación de impuestos especiales sobre el alcohol o el tabaco.

Para saber qué tarifa se debe pagar por aranceles para unos productos a importar en particular se debe consultar la base de datos TARIC de la Unión Europea (pulsa AQUI para acceder). En todo caso, ten en cuenta qu ehay acuerdos de libre comercio y acuerdos preferenciales con algunos países que pueden hacer que los aranceles se reduzcan e incluso sean inexistentes.

abogado extranjeria

Las acciones a realizar por un abogado de extranjería

A lo largo de los últimos años ha habido un claro repunte en lo que se refiere a temas relacionados con la extranjería. Estos son todos aquellos casos en los que personas de otros países quieren emprender algún tipo de acción dentro de España.

Este repunte de los últimos años se debe claramente al incremento del flujo migratorio y también el endurecimiento de las leyes al respecto. Esto hace que se deba recurrir en muchas ocasiones a un abogado de extranjería.

En este sentido, un abogado de extranjería presta diferentes servicios, entre los que se encuentran los siguientes:

  • Solicitud de la nacionalidad española.
  • Solicitudes de autorizaciones de trabajo y residencia.
  • Asesoramiento y tramitación de ayudas por parte de instituciones tanto públicas como privadas.
  • Reagrupación familiar. De esta manera una persona extranjera puede tratar de hacer que los miembros de su familia, o al menos algunos de ellos, puedan llegar a España.
  • Expedientes sancionadores de extranjería, multas y expulsiones. El profesional les brindará asesoramiento legal si el individuo extranjero se encuentra en una situación irregular.
  • Tramitación de expedientes matrimoniales.
  • Tramitación de tarjetas para estudiantes extranjeros que quieran cursar estudios en España o llevar a cabo tareas de investigación.
  • Autorizaciones para trabajadores de temporada.
  • Asesoramiento a empleadores.
  • Autorizaciones para regular menores.
  • Gestión de visados para inversores (En este caso se permite la residencia en el territorio nacional por al menos un año).

Estos son algunos de los principales servicios que puede prestar un abogado de extranjería especializado, aunque existen otras muchas en las que pueden ser de gran ayuda y necesidad.

Por este motivo, lo mejor en cualquiera de estos casos es acudir a un despacho de abogados que tenga amplios conocimientos en temas de extranjería, ya que tendrá la formación y experiencia requerida para poder ofrecer las mejores soluciones a cada caso en particular.

derecho al asilo

El asilo como derecho fundamental en Europa

Regulado por el Derecho Internacional Humanitario, el derecho de asilo hace referencia a la acogida de una persona extranjera para que resida de forma legal en un país que no es el suyo y adicionalmente cuente con las garantías precisas para no ser expulsada, además de la documentación precisa para desenvolverse con la mayor normalidad en su nueva vida diaria.

Partiendo de la hostilidad de la que muchas veces hacen gala los poderes políticos, el derecho internacional de acogida, no tendría que ser exclusivamente una práctica administrativa, pues a fin de cuentas hay seres humanos de por medio que, con heridas de una violencia previa padecida en sus tierras, deben exponerse a errar mientras encuentran un lugar en el que sus derechos sean finalmente reconocidos. Si bien se tendría que tratar de un régimen de protección que surge de lo que serían las proclamaciones de la posguerra, lo cierto es que muchas veces suele encontrarse salpicado de rechazo y persecución.

El derecho a la circulación, la residencia y el asilo

Dado que la migrancia contemporánea se encuentra rodeada casi que de un hábito de rechazo por parte de las políticas de los estados y de una especie de aversión que se desprende de los ciudadanos, Europa definitivamente no se encuentra ajena a todo esto, de ahí los planteamientos de hacer lo preciso hasta conseguir que el reconocimiento del asilo sea asumido como un derecho fundamental que debe respetarse por encima de todo.

Con unos criterios oficiales sumamente restrictivos para que alguien pueda acogerse al derecho de asilo, todas las distinciones que llegan a efectuarse no consiguen más que desvirtuar los conceptos expuestos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, donde se estipula hacer valer el derecho a la circulación y a la residencia.

Acudiendo al artículo número seis de la Declaración Universal, donde se determina que todo individuo tiene derecho al reconocimiento de su personalidad jurídica sin importar donde se encuentre, lo cierto es las leyes y principios estatales parecieran el haber acordado interferir con el gozo de este derecho por parte de los migrantes.

El derecho de acogida en Europa

La Unión Europea ha caído varias en el incumplimiento de los tratados de asilo existentes, es así como el Convenio Europeo de Derechos Humanos, se establece como una de las disposiciones más pisoteadas que en este sentido se puedan llegar a encontrar.

El caso del buque Aquarius, que con 141 personas a bordo llegó al puerto de Malta con el objetivo de que inmigrantes y refugiados pudieran desembarcar, es un caso concreto que deja en evidencia los vacíos jurídicos que existen sobre el tema, pues, aunque ningún país de la UE tiene la obligación legal de optar por ofrecer sus puertos para dicho fin, asimismo, tampoco existe alguna ley que lo impida.

Por tratarse de una parte móvil de la humanidad que se origina en las desigualdades entre países, el desarraigo que suele acompañar a quienes se encuentran en búsqueda de asilo, no tendría que asumirse desde una actitud condenatoria ya que lo apropiado seria intentar subsanar de alguna manera lo difícil de sus circunstancias.

 

exencion de impuestos

Qué es la doble imposición jurídica internacional

¿Qué es la doble imposición?

Podemos entender como doble imposición el hecho de que una misma renta esté sujeta a dos o más tributos que sean similares, generalmente suele ser a dos impuestos que gravan la renta. Este fenómeno puede darse entre impuestos de un mismo país, lo cual es menos habitual, o como consecuencia de la colisión entre las normas de dos países distintos, en cuyo caso esa doble imposición se denomina doble imposición internacional. Es decir en la doble imposición internacional se grava la misma renta por dos países debido a determinadas circunstancias que se pueden resumir en:

  • La relación directa del país que quiere gravar la renta y la persona que la ha obtenido. Esto puede ser motivado por residencia o por nacionalidad, es decir, existe una vinculación directa entre ese país y la persona a la se quiere gravar la renta
  • La relación entre la renta y el país. Cada país pretende gravar todas las rentas que se generen en su territorio

Aquí nos atañe la denominada doble imposición jurídica, consistente en gravar una misma renta de un contribuyente en dos o más países o Estados. Esta doble imposición es la que intentan de evitar los Tratados Internacionales para evitar la doble imposición. Pero también es cierto que no en todos los casos existe un Tratado para evitar dicho fenómeno, produciéndose efectivamente esta doble imposición en muchas ocasiones, es decir, un mismo sujeto pasivo tributario tiene la obligación de pagar impuestos sobre la renta generada a dos Estados independientes. Por lo tanto esta doble imposición podemos apreciarla en dos supuestos:

  • Por un conflicto de doble residencia: El contribuyente es considerado como residente por dos o más Estados, por lo que tributa en más de un sólo Estado por su renta
  • Por imposición del Estado de residencia: El contribuyente está sometido a tributar en su Estado de residencia por rentas que provienen de otro Estado (Estado de la fuente)

En definitiva este problema se da porque dos sistemas tributarios independientes emplean criterios distintos para determinar tanto las rentas que están sujetas a gravamen como para determinar que ciudadano se considera residente.

Los Estados son conscientes de este hecho, por lo que toman ciertas medidas legislativas para evitar esta doble imposición jurídica internacional. O bien el Estado de forma unilateral legisla para evitarla, o bien los Estados acuerdan Tratados internacionales para evitar esta doble imposición entre ellos. Estos Tratados pueden ser tanto bilaterales como multilaterales (Convenios de Doble Imposición).

Los convenios suscritos por España suelen emplear:

  1. Método de exención, que supone el no gravamen en España de las rentas gravadas en el extranjero. El Estado de residencia renuncia, por tanto, a gravar las rentas obtenidas en el Estado fuente.
  2. Método de imputación, o método del crédito fiscal, aquí se incorpora la renta obtenida en el otro Estado (fuente) a la base imponible del Estado de residencia. De este modo se establece una deducción de la cuota del impuesto igual a:
    • Modalidad de imputación integral: se deduce la totalidad lo pagado en el extranjero (Estado fuente)
    • Modalidad de imputación parcial: la deducción no puede exceder del impuesto en el  Estado de residencia (antes de la deducción) correspondiente a las rentas que han motivado aquel gravamen.

Ahora bien como mencionamos anteriormente cada caso concreto depende de qué países se encuentran en relación y de en cuál de ellos reside el contribuyente, por lo que habrá que atender a la existencia o no entre esos países de un Convenio de Doble Imposición.

ENLACE TABLA DE PAISES CON CONVENIO DE DOBLE IMPOSICIÓN CON ESPAÑA

http://www.minhafp.gob.es/es-ES/Normativa%20y%20doctrina/Normativa/CDI/Paginas/CDI_Alfa.aspx