¿Qué es la balanza comercial y como tiene este índice España?

balanza comercial

La balanza comercial es el indicador económico que se obtiene fruto de los datos de exportación e importación de bienes de consumo en un país, es decir, los pagos que se realizan al extranjero y los cobros que se reciben del mismo.

En este indicador hay que tener en cuenta que no están incluidos los servicios prestados al exterior ni recibidos de este, ni tampoco los movimientos de capital.

El resultado de una balanza comercial viene determinado por la diferencia existente entre las importaciones y las exportaciones, pudiendo encontrar tres situaciones en función del mismo:

  • Superávit comercial: Tiene lugar cuando la diferencia da un resultado positivo. Esto quiere decir que el dinero recibido por parte de las exportaciones es superior al dinero invertido en compras.
  • Déficit comercial: Ocurre cuando la diferencia es negativa, lo que quiere decir que se gasta más dinero en importaciones que lo que se recibe en el país fruto de las exportaciones. Si se mantiene en el tiempo puede tener consecuencias muy negativas en la economía.
  • Comercio equilibrado: Se da en aquellos casos en las que ambas cantidades son iguales y no hay ninguna diferencia entre importaciones y exportaciones.

Asimismo, cabe destacar que hay una serie de factores que influyen en la balanza comercial, como es el caso de:

  • EL precio a abonar por los productos importados de otros países.
  • Los hábitos de consumo de la población, que puede llegar a preferir productos del extranjero en lugar de los fabricados en el propio país.
  • Las políticas económicas del país.
  • Los costes derivados de la distribución y el transporte.
  • La renta de los consumidores, tanto en el propio país como en el extranjero.
Artículo relacionado:  ¿Qué son los Tratados Internacionales?

Balanza comercial en España

En el caso de España la balanza comercial se encuentra en déficit, llegando a aumentar este durante el primer trimestre del año en un 36,5% con respecto al mismo periodo de 2018.

La tasa de cobertura, que es el porcentaje de las importaciones que pueden pagarse con las exportaciones, se situó en un 88,2%, un porcentaje inferior al 91,1% del mismo periodo del año anterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *