El crucial referéndum de Suiza

referedum suiza

Por iniciativa de la derecha conservadora, se puede decir que Suiza básicamente se ha jugado su credibilidad ante el mundo por cuenta del crucial referéndum que se llevó a cabo el 25 de noviembre, el cual pone a juicio de los ciudadanos el rumbo de tres propuestas que originalmente no fueron aprobadas por el Parlamento, algo que, en otras palabras, corresponde a una opción para que la constitución suiza se anteponga al Derecho Internacional.

Tras una campaña llena de tensión liderada por el partido conservador y ultranacionalista, que de hecho se ocupó de presentar y promover la iniciativa denominada “primero la ley suiza”, cuyo origen se ubica en el veredicto del Tribunal Federal del 2012, cuando se debió anular la expulsión de un inmigrante macedonio traficante de drogas, por cuenta de la prohibición emitida por el Convenio Europeo de Derechos Humanos, el referéndum en Suiza 2018, se planteó como objetivo, resarcir lo que algunos interpretaron como una bofetada democrática.

Los tres puntos del referéndum suizo

Por lo mencionado anteriormente, uno de los puntos sometidos a votación correspondió a si Suiza debe colocar los tratados internacionales por encima de su legislación interna, algo que para los nacionalistas definitivamente no es negociable ya que insisten en que su democracia la que debe prevalecer.

En segunda instancia, aparecía la controversial propuesta de estimular con subsidios a los ganaderos que optaran por no descornar a sus vacas y toros reproductores, pues al tratarse del animal nacional del país, es bastante complicado tener que explicar el por qué estos animales van por ahí sin cuernos, todo lo contrario, a las imágenes que se comparten de ellos.

Artículo relacionado:  El legado de Paul Allen y su fortuna sin heredero

Finalmente, estaba la sugerencia de contratar detectives o inspectores que pudieran dar cuenta de la existencia de irregularidades entre los beneficiarios de la Seguridad Social y de empresas privadas.

Los ciudadanos suizos ya votaron

Con una participación del 47.7% de la población, los resultados de esta votación popular, ciertamente fueron poco favorables para sus promotores, pues además de que se tumbara la iniciativa de darle prioridad a la constitución suiza al Derecho Internacional por un 66.2% frente a un 33.8%, los votos no fueron suficientes para impedir que se continúen cortando los cuernos a las reces 54,7-45,3%. Así las cosas, el único punto que se aprobó fue el de facultar inspectores para la detección de fraudes en los subsidios, con un 64,7-35,3%.

Armin Capaul, ganadero ecologista que se dedicó a trabajar por la existencia de la consulta, comenta que, a pesar de la derrota, pudo sensibilizar sobre el sufrimiento que esta práctica representa para los animales. Sin embargo, quedó en evidencia la negativa ante el uso de recursos públicos para dar subvenciones a los dueños de vacas que elijan que éstas pueden conservar sus cuernos.

En relación a la tercera votación, a pesar de que se ha intentado restarle validez, asegurando que equivale a un irrespeto al derecho a la intimidad, será avalado por la ley el poder hacer seguimiento a los beneficiarios de subsidios siempre y cuando se encuentren en espacios públicos, esto a partir del año 2020

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *