España se inspira en EEUU para rediseñar la ley concursal

Concurso de Acreedores

El éxito que ha cosechado la normativa presente en los Estados Unidos para evitar la bancarrota en las grandes empresas ha llevado a España y otros países del viejo continente en fijarse en su sistema para tratar de rediseñar la ley concursal. De esta manera se trata de acabar con la tendencia actual, en la que nueve de cada diez empresas que van a concurso acaban en liquidación.

En el sistema norteamericano se disfrutar de una mayor flexibilidad, en el cual hay empresas que se presentan de forma voluntaria para tratar de vender créditos y generar una nueva deuda y recursos.

En España la situación es diferente y la ley concurso ha sufrido cerca de 30 reformas en los últimos 15 años. Aún se está a la espera de que entre en vigor el último cambio y ya se está hablando en un nuevo rediseño de la ley, en esta ocasión impulsada por la Unión Europea, que ya trabaja en una nueva directiva que tendrá que ser adoptada por los países miembros.

La intención es buscar la creación de un modelo que garantice que la insolvencia no tenga por qué derivar siempre una quiebra. En España se buscó facilitar acuerdos y obligando a determinados acreedores a aceptar el convenio en el caso de que la mayoría así lo hiciese, una medida que aunque fue eficaz en muchos casos, teniendo en cuenta las estadísticas ha sido insuficiente.

Las principales novedades que se pretenden incluir con el rediseño de la ley concursal están pasadas en el capítulo 11 de Estados Unidos. Por un lado hace referencia a la moratoria establecida cuando los acreedores pueden ejecutar sus garantías al producirse un impago.

Artículo relacionado:  Los 3 tipos de recursos administrativos: Alzada, Potestativo de Reposición, Extraordinario de revisión

En la actualidad, cuando el juzgado acepta el preconcurso, de forma automática se detiene cualquier ejecución. Con la nueva directiva el juez podría levantar esta moratoría en determinados escenarios, como puede ser que la empresa esté haciendo uso de la figura de manera abusiva para así no tener que hacer frente a sus deudas y se niegue a la negociación con sus acreedores.

Por otro lado, se deben reformar los elementos establecidos para que los acreedores lleguen a acuerdos, desde su organización hasta el sistema de mayorías.

Derecho Administrativo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *