Qué son las Plataformas de Reclamaciones

Plataformas de reclamaciones

Las denominadas Plataformas de Reclamaciones son organizaciones especializadas en la gestión de todo tipo de reclamaciones, de forma que tanto consumidores como pequeñas y medianas empresas, pueden encontrar en ellas el apoyo que necesitan para hacer frente a grandes empresas que consideran que han violado sus derechos o que, de alguna manera, han actuado de manera abusiva contra ellas.

Existen numerosas Plataformas de Reclamaciones en la actualidad, cada una de ellas con sus propias particularidades. Algunas de ellas exigen el pago de una cuota mensual a los usuarios que decidan hacer uso de las mismas, mientras que en otras, en lugar de ello, disponen de un coste de reclamaciones que varía en función de cada caso y sector.

Existen algunas plataformas especializadas en determinados ámbitos, como por ejemplo aquellas dedicadas a la gestión de reclamaciones aéreas y otros medios de transporte o las específicas para la reclamación de seguros o la cláusula suelo, por ejemplo.

A través de estas plataformas se busca una solución a los problemas que puedan tener las personas, siendo una opción para hacer frente en determinadas ocasiones a los abusos que los consumidores sufren por parte de empresas de diferentes sectores.

De manera general, este tipo de plataformas tienen un proceso de funcionamiento que es bastante sencillo e intuitivo, debiendo seguir una serie de pasos que suelen consistir en los siguientes:

  • Presentación de la reclamación rellenando un formulario en el que se deben cumplimentar los diferentes parámetros demandados por parte de la plataforma.
  • A continuación se analiza la reclamación y se solicita información adicional, para también valorar la viabilidad de poder llevar a cabo la reclamación y las posibilidades de éxito de la misma.
  • Se procede a llevar a cabo la reclamación de la deuda, intentando llegar previamente a un acuerdo con la empresa para resolver el asunto de forma amistosa.
  • En el caso de que no haya acuerdo se procede a interponer la demanda judicial, tras la cual, si se gana el recurso, se cobrará la indemnización correspondiente.
Artículo relacionado:  La Nueva Ley de Arbitraje
Derecho Administrativo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *