Aranceles España 2019

Comentamos los aranceles al importar productos en España

Si importas productos a España o tienes la intención de hacerlo es importante que conozcas toda la información al respecto de los aranceles e impuestos a pagar en las aduanas.

Con independencia de que se opere a título de consumidor particular o bien formando parte de una entidad comercial, cualquier persona que realice la importación de bienes a España debe hacer frente a tres cargos distintos dentro de los costes aduaneros, y que son los siguientes:

  • Aranceles e Impuestos Especiales de la Unión Europea.
  • IVA por la importación.
  • Honorarios y otros gastos del agente de aduanas. También se grava por separado (21% IVA).

Hay que tener presente, en este sentido, que los aranceles y el IVA se aplican de manera consecutiva con respecto al valor de las mercancías que se hayan importado.

En lo que se refiere a los aranceles comerciales ha que tener en cuenta que se les aplica un porcentaje sobre el valor de la mercancía, existiendo un umbral mínimo de 150 euros a partir del cual se cobra el arancel. De esta manera, una importancia en la que el valor en la aduana sea inferior a esta cantidad, no habrá que pagar tasas arancelarias.

Otro punto a valorar es que, por norma general, los aranceles son bajos, ya que su media se sitúa en torno al 4%, aunque hay casos en los que se puede llegar a alcanzar cerca del 17%, como ocurre con el textil y los alimentos procesados.

No obstante, hay algunos productos por los que hay que hacer frente al pago de aranceles adicionales, como ocurre con las medidas antidumping que, según qué producto y el país pueden llegar a alcanzar un 48,5%, o la aplicación de impuestos especiales sobre el alcohol o el tabaco.

Para saber qué tarifa se debe pagar por aranceles para unos productos a importar en particular se debe consultar la base de datos TARIC de la Unión Europea (pulsa AQUI para acceder). En todo caso, ten en cuenta qu ehay acuerdos de libre comercio y acuerdos preferenciales con algunos países que pueden hacer que los aranceles se reduzcan e incluso sean inexistentes.

Ley contencioso administrativo

Ley Reguladora de la Jurisdicción Contencioso-administrativa

La Ley Reguladora de la Jurisdicción Contencioso-administrativa se encuentra compuesta por seis títulos, que se dividen, a su vez, en capítulos, secciones y artículos, además de Disposiciones Adicionales, Disposiciones Transitorias, Disposiciones Derogatorias y Disposiciones Finales.

La estructura de esta Ley Reguladora de la Jurisdicción Contencioso-administrativa es la siguiente:

  • Título I. Del Orden Jurisdiccional Contencioso – Administrativo. Se compone de los capítulos: Ámbito; Órganos y Competencias; Competencia Territorial de los Juzgados y Tribunales; Constitución y actuación de las Salas de lo Contencioso-Administrativo; Distribución de asuntos.
  • Título II. Las partes. Consta de los capítulos: Capacidad procesal; Legitimación; Representación y defensa de las partes.
  • Título III. Objeto del recurso contencioso-administrativo. Formado por los capítulos: Actividad administrativa impugnable; Pretensiones de las partes; Acumulación; Cuantía del recurso.
  • Título IV. Procedimiento contencioso – administrativo. Se compone de los capítulos: Procedimiento en Primera o única instancia (a su vez se divide en las secciones Diligencias preliminares, interposición del recursos y reclamación del expendiente, emplazamiento de los demandados y admisión del recurso, demanda y contestación, alegaciones previas, prueba, vista y conclusiones, sentencia y otros modos de terminación del procedimiento); procedimiento abreviado, recursos contra resoluciones procesales (se divide en las secciones: recursos contra providencias y autos, recurso ordinario de apelación, recurso de casación, recursos de casación para la unificación de doctrina, recursos de casación en interés de la ley, de la revisión de sentencias y recursos contra las resoluciones del Secretario Judicial); y ejecución de sentencias.
  • Título V. Procedimientos especiales. Se dividen en los capítulos: Procedimiento para la protección de los derechos fundamentales de la persona, procedimiento de autorización judicial de conformidad de una decisión dela Comisión europea en materia de transferencia internacional de datos, procedimiento para la garantía de la unidad de mercado y procedimiento para la declaración judicial de extinción de partidos políticos.
  • Título VI. Disposiciones comunes a los Títulos IV y V. Se compone de los capítulos: Plazos, Medidas cautelares, Incidentes e invalidez de actos procesales y costas procesales.
  • Disposiciones adicionales, Disposiciones transitorias, Disposiciones derogatorias y Disposiciones finales.

De esta manera, tal y como se puede ver a través de los diferentes títulos, capítulos y artículos con los que está formado la Ley Reguladora de la Jurisdicción Contencioso-administrativa, esta se encarga de recoger todos los procesos y manera de actuar en torno a todos aquellos asuntos relativos a la aplicación del derecho contencioso-administrativo.

La Jurisdicción Contencioso-administrativa es la encargada de aplicar el Derecho administrativo, destinado a regular la actividad de la Administración pública en la versión del control de la legalidad y su sometimiento a los fines que así lo justifiquen, además de para atender aquellos recursos contra resoluciones de la administración que puedan ser consideradas injustas.

¿En qué consiste la Ley de Enjuiciamiento Criminal?

La Ley de Enjuiciamiento Criminal es aquella encargada de regular las diferentes actuaciones judiciales en material penal que se realizan en España.

En ella se encuentran reguladas todas y cada una de las actuaciones de cualquier proceso penal, desde las competencias de los jueces y los tribunales en materia penal hasta recursos frente a autoridades administrativas, pasando por los emplazamientos, los procedimientos de citaciones, los derechos de la justicia gratuita, los derechos de defensa, traducción e interpretación, el desarrollo de la vista oral, los suplicatorios, los mandamientos, las sentencias, los recursos, y un largo etcétera de procesos.

Esta ley fue promulgada en virtud del Real Decreto de 22 de junio de 1882, recibiendo en el año 2015 su última reforma, la cual no estuvo exenta de polémica por algunos de sus principales cambios.

Entre estos cambios figuraban, entre otros, los siguientes:

  • Desaparece la figura de «imputado» para pasar a denominarse «investigado».
  • Cambios en las restricciones para la difusión de vídeos e imágenes de detenidos en los medios de comunicación.
  • Las escuchas policiales necesitan, dentro de una investigación, de autorización judicial.
  • En una investigación encubierta, el juez competente puede autorizar que se obtengan imágenes y grabación de las conversaciones con el investigado, aunque esta tengan que ver en el interior de un domicilio.
  • La Policía puede hacer uso de troyano o malware para controlar la actividad informático de una persona sospechosa.

Estructura de la Ley de Enjuiciamiento Criminal

La Ley de Enjuiciamiento Criminal se encuentra distribuida en 7 libros diferentes, cada uno de ellos con diferente número de títulos, que a su vez se dividen en capítulos y artículos. Además, se le deben sumar las Disposiciones adicionales y las Disposiciones finales.

De esta manera, la LECrim se encuentra estructurada de la siguiente manera:

  • Libro I. Disposiciones generales. (13 títulos)
  • Libro II. Del sumario (12 títulos)
  • Libro III. Disposiciones generales (13 títulos).
  • Libro IV. De los procedimientos especiales (7 títulos)
  • Libro V. De los recursos de casación y revisión (2 títulos)
  • Libro VI. Del procedimiento para el juicio sobre faltas (2 títulos)
  • Libro VII. Trata la ejecución de sentencias (no está subdividida en títulos).
antipirateria

Situación de la ley antipiratería en internet este año 2019

La Ley de Propiedad Intelectual, también conocida como la Ley Antipiratería, se renovó en 2019 para adoptar nuevas medidas con las que proteger a los autores originales de los contenidos, adoptando nuevas medidas como el nuevo sistema para el cierre de páginas web que son acusadas de cometer infracciones de forma continuada.

Este reforma de la ley de Propiedad Intelectual aprobada en 1996 tuvo lugar para adaptarse a la directiva 2017/1564 del Parlamento Europeo.

En la actualidad hay, por tanto, una nueva forma diferente a la utilizada antaño para la gestión de las solicitudes de cierre de páginas web por infracciones del derecho de propiedad intelectual. De esta manera, desde este año 2019 aquellas páginas web piratas que hayan reincidido en sus infracciones han pasado a gestionarse a través de un órgano administrativo, la conocida como «Comisión Sinde».

Esta comisión puede requerir a los operadores de internet el bloqueo de la página web sin tener que recurrir a un juez, como ocurría hasta el momento en el que entró en funcionamiento esta nueva regulación.

Hay que tener en cuenta que las páginas web que infrinjan en al menos dos ocasiones la normativa existente en materia de piratería y vulneración de los derechos de propiedad intelectual se enfrentarán a una infracción administrativa calificada como «muy grave», la cual puede acarrear una multa de entre 150.001 euros hasta 600.000 euros.

En este sentido, esta ley fue creada para tratar de hacer frente a las miles de páginas web en la que los usuarios publicaban todo tipo de contenidos que vulneran la propiedad intelectual de los creadores originales de los mismos, ya sea en lo referente a a descarga de películas, libros, fotografías, programas informáticos, etcétera.

No obstante, esta reforma de la ley llegó cargada de polémica, ya que la Asociación de Internautas vertió duras críticas hacia ella, asegurando que lo que se buscaba con la misma es el control de internet y dejar a los usuarios sin poder disfrutar de una red neutral y libre.

Las normas más esenciales del Enjuiciamiento criminal

La Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim) es aquella que se encarga de la regulación de todas las actuaciones judiciales penales que tienen lugar en España, estando reflejados en ello todos los procesos relacionados con este tipo de actuaciones, tales como las competencias de los tribunales y jueces, los recursos frente a las administraciones, los derechos de la justicia gratuita y de defensa, las notificaciones, los procedimientos de citaciones, los emplazamientos, las sentencias, los recursos, y muchos otros aspectos.

La Ley de Enjuiciamiento Criminal actual se encuentra distribuida en un total de 7 libros, que son: disposiciones generales, del sumario, disposiciones generales, procedimientos especiales, recursos de casación y de revisión, procedimiento para el juicio de faltas, y la ejecución de sentencias. Cada uno de estos libres cuenta con diferentes títulos y, además se encuentran tanto las disposiciones adicionales como las disposiciones finales.

Aspectos importantes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal

Juicio

Desde la última reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal hay diferentes normas que son esenciales, siendo algunas de ellas las siguientes:

  • Límites para la instrucción judicial. Se establece un periodo de 6 meses en el caso de las causas sencillas y de 18 meses para las complejas, con posibilidad de prórroga hasta 36 meses. Esta ampliación puede llegar a ser solicitada por el fiscal y otras partes pero no así por el juez de instrucción.
  • No existe el término imputado. Desde la reforma de la ley desaparece el término imputado para pasar a denominarse investigado y encausado, siendo el primero utilizado en la primera fase de la instrucción y el segundo término cuando haya indicios suficientes como para poder determinar que presuntamente ha cometido el delito.
  • Pena de telediario. Se regula la protección del honor, la imagen y la intimidad de los detenidos tanto a la hora de arrestarlos como en sus traslados.
  • Escuchas e intervención de WhatsApp y e-mails. La ley regula el registro y la intervención de las comunicaciones realizadas por teléfono, SMS, correo electrónico y WhatsApp, siempre que haya una autorización judicial.